Sábado, Diciembre 16, 2017

Dover

 

En Memoria de Dover

      Dover:  Dover llego a mi casa porque no concibo una casa sin un ejemplar canino, ya que aporta unas características muy difíciles de encontrar en muchas personas. Fue un Pastor Alemán, de la llamada Línea de Trabajo, muy activo y juguetón, fue el causante de muchas trastadas en el domicilio, pero siempre te miraba con cara de “vamos a buscar al culpable”.

 

      Por motivos laborales, me tuve que ausentar un tiempo, hecho que no lo tomo muy bien, ya que se volvió arisco, dominante y excesivamente protector de mis hijos de corta edad, a tal punto llego su protección de los niños que incluso no dejaba que su madre se acercara a ellos.

 

      La madre de mis hijos le tomo miedo y no pudo controlar su carácter durante mi ausencia, hecho que prácticamente hizo la convivencia bastante complicada y que al final se decidió que lo mejor sería alejar a Dover de los niños, Termino sus días en una apacible casa de campo, haciendo lo que más le gustaba, proteger “sus dominios”.

 

      A fecha presente, echo de menos las largas caminatas que nos hacíamos bien entrada la noche, en su mirada siempre observaba su predisposición a la vigilancia y defensa de sus seres queridos.

 

      Llego a casa siendo “Doverito” y se convirtió en “Dover el Protector”.