Lunes, Octubre 23, 2017

Tani

 

En Memoria de Tani 

      Tani, Tani era una preciosa caniche, llego a nuestra casa con apenas dos meses y pronto se hizo indispensable su compañía, le encantaba subir al coche para pasear por el campo, todas las mañanas salía de casa, sola, a realizar su habitual paseo y, volvía media hora después, siempre con vitalidad, siempre con ganas de dar y recibir cariño, fue una Caniche “todo terreno” y, siempre con ganas muchas ganas de jugar con sus seres queridos.

 

      Tuvo un “Amor” platónico con un congénere que todos los días venia a nuestra casa a verla y, a través de un cristal, se daban multitud de besos, de hecho un día se escapo con su Romeo y volvió a casa después de dos días de Luna de Miel.

 

      Tuvo un final trágico, ya que de forma accidental adquirió la enfermedad del Tétanos, la cual la consumió lentamente, pero Nunca dejo de mostrar su cariño, especialmente a mi hermana Mary, la cual la cuido durante toda su enfermedad. Su vida se apago, pero dejo tan grato recuerdo que en muchas conversaciones familiares siempre hay unas palabras en su recuerdo.