Domingo, Mayo 27, 2018

La Esterilización en Hembras Basset-Hound

 

La esterilización en Hembras.

Nuevas perspectivas de Salud.

 

     Ciertamente, hay todo una serie de bibliografía y documentación sobre el tema de la esterilización de las hembras en las diferentes razas caninas, evidentemente este artículo no pretende ser ni dogma de fe, ni una guía medica al respecto, ya que se tendrá que valorar de forma independiente a cada ejemplar y a sus particularidades concretas y/o especificas.

     En términos generales este artículo puede ser de aplicación a la mayoría de las razas caninas que conocemos, no obstante y por experiencia propia, me voy a referir específicamente en algunos aspectos a una raza determinada, la raza Basset Hound.

    La raza Basset Hound, se caracteriza por su singular cuerpo, ya que no es un perro pequeño, sino más bien es un ejemplar grande que dispone de unas patas cortas con relación a su tamaño, quizás esta característica, junto con la longitud de sus orejas y su mirada especialmente bondadosa, son un referente entre sus incondicionales seguidores.

     No obstante este maravilloso cuerpo del que dispone la raza Basset Hound, complica un poco la esterilización de las hembras, ya que no es lo mismo el abdomen de un ejemplar de tamaño pequeño que el de uno grande y, en concreto tenemos que las Basset Hound son de tamaño grande y con un cuerpo más bien largo, de ahí que mucha gente los confunda con los familiarmente llamados perros salchicha. Esta característica del cuerpo alargado, dificulta una mejor cicatrización de la herida, ya que el movimiento de la hembra hace que haya una mayor presión en la zona abdominal, con lo cual es altamente recomendable que durante los primeros días posteriores a la intervención se le coloque una malla sanitaria sujetando el apósito del abdomen conjuntamente con todo su alargado cuerpo, es una técnica muy sencilla y con la cual se consiguen unos resultados espectaculares, ya que sumamos a la sujeción del abdomen el contacto directo de dicho abdomen con el suelo, evitando una posible infección de la herida, hay que recordar que en el suelo es donde hay más agentes patógenos causantes de diferentes patologías infecciosas.

     Seguidamente destacaremos unas situaciones erróneas, las cuales se pueden tener en consideración, por una mala información sobre la esterilización:

*/ "La esterilización la hará engordar".

*/ "Mi mascota se frustrará al no poder tener cachorros".

*/ "Ella debe tener una primera camada".

*/ "Es cruel esterilizar a los animales".

     No están todas, pero si las más comunes, naturalmente todas estas creencias carecen de suficiente fundamento probatorio, es mas se debe valorar mucho más los beneficios de la esterilización a sus inconvenientes, beneficios como:

*/ Elimina los períodos de celo.

*/ Elimina el aroma que atrae a perros machos extraños a su casa.

*/ Es más saludable para su mascota:

*/ Elimina los problemas y riesgos de la gestación y el parto.

*/ Elimina los problemas comunes de cáncer e infección en el útero.

*/ Disminuye la posibilidad de tumores en las glándulas mamarias (especialmente sí la operación es hecha antes del primer celo).

*/ Elimina el riesgo de cáncer en los ovarios.

*/ Reduce el grave problema de la superpoblación.

*/ Elimina las camadas de cachorritos(as) no planeadas y los gastos que estos traen.

*/ Elimina la frustración sexual.

*/ Una hembra esterilizada es una mascota más relajada, fiel y afectuosa.

      Naturalmente la decisión siempre tiene que ser tomada por el/la propietario/a de la hembra y, siempre acompañada por las indicaciones y reflexiones de un/a especialista veterinario/a, ya que ante todo debe primar la salud de nuestro ejemplar antes que cualquier otra consideración.

     Así mismo hay hembras que se dedican a la reproducción y que cuando acaban su periodo reproductivo se suelen esterilizar, pero dentro de este apartado muchas veces se priman otras valoraciones, ya que suelen ser hembras de reconocido prestigio y que por causas diversas son dadas en adopción por sus dueños/as.

Entre las técnicas de esterilización más comunes se encuentran:

     La Ovariohisterectomía. Que consiste en la extirpación del útero y de los ovarios. Elimina la producción de óvulos, de la hormona femenina y la aparición de ciclos de reproducción. Esta cirugía tiene una duración aproximada de 20 a 45 minutos y las perras se recuperan rápidamente del procedimiento.

 

     El uso de inyecciones hormonales. Esta técnica se utiliza para evitar el celo tienen efectos secundarios muy severos dentro de los cuales se incluye el cáncer de útero pero también otras como diabetes, tumores mamarios, enfermedades de la vesícula biliar y agresión. NO se recomienda el uso de dichos medicamentos para evitar el celo o para prevenir la gestación después de una cópula no deseada.

     Igualmente en la actualidad se está utilizando la anestesia inhaladora, la cual tiene mejore resultados, así como el cierre de la herida por sutura intradérmica, la cual no deja prácticamente rastro de la intervención, lo que no es nada aconsejable es la sutura de la herida por grapas, ya que estas tienden a abrirse, caerse y facilitar una posible entrada de microorganismos patógenos, también se está sustituyendo la Povidona Yodada por otros productos que a su función desinfectante , se suman las propiedades antibióticas y rapidez en la cicatrización de la herida.

     Tampoco hay que dejar de lado las recomendaciones postoperatorias, ya que conviene que durante los tres primeros días no haga esfuerzos, ni suba ni baje escaleras, sino que este en un ambiente relajado y tranquilo, siempre será de gran utilidad una malla que le sujete todo el abdomen y que las curas se realicen cada doce horas, la dieta será menor de lo habitual y a poder ser blanda, ya que de esta forma se facilita el tránsito intestinal, importante es que no se lama y/o chupe la herida y, en caso necesario colocarle el Collar Isabelino para impedir que se pueda producir un retraso en su mejoría. Igualmente en la actualidad se está utilizando la técnica quirúrgica con laparoscopia en dichas intervenciones, se facilita en gran medida una pronta recuperación y una menor colocación de puntos de sutura.

 

 

     Por ultimo dejar claro que la decisión de esterilizar a nuestros ejemplares debe ser una decisión ampliamente meditada por el propio bien del ejemplar en cuestión y no solo a nuestras propias necesidades, ya que igualmente es contradictorio dicha esterilización a un animal sin valorar los posibles efectos secundarios que conlleva. Igualmente y a nivel personal, creo que antes de tomar la determinación de esterilizar, se debe tener en cuenta la opinión de al menos dos veterinarios/as distintos/as, tenemos que tener presente que la esterilización, por el momento, es una técnica que no tiene "marcha atrás", con lo cual tenemos que estar plenamente convencidos de la decisión que vamos a tomar y que esta sea asumida con todas sus consecuencias.

     También quisiera reflejar unas palabras tanto para mi querida Laika, una hembra de 16 años, mestiza de Bichón, la cual no está esterilizada, como para mi KuKa, una hembra Basset Hound de tres años, la cual por motivos de salud se esterilizo a los dos años.

 

José Luis Trujillo i Canet

Socio del Club Español del Basset Hound